domingo, 18 de noviembre de 2012

Mis ilusiones

Decidirme a caer no es un capricho,
que tropiece en las escaleras,
que en el camino bese las piedras,
tampoco es cosa del destino.

Ascender y no volver a bajar,
y aunque mis músculos se resientan,
y mi garganta esté reseca,
en la cima cantaré para olvidar.

Me quedaré sin respirar, sin prisas,
y que pase toda mi vida por  mi mente,
me llevaré los malos recuerdos por delante,
arrastraré los que me arranquen sonrisas.

Los árboles quedarán en silencio sepulcral
el viento comenzará su vuelo,
atemorizando a las flores en el suelo,
dándome valor para caminar.

El mundo en un baile esperanzador,
me rodeará con ánimos de un beso,
así seré la envidia de todo el cielo,
y mis ilusiones girarán alrededor.



1 comentario:

  1. Todo lo que escribes es bastante interesante..

    ResponderEliminar

¿ Escribo simplemente por escribir?

Desahogo en forma de un diario de sensaciones e ideas ciertamente abstractas.
Sin pretensiones de que me conozcan, ¿o miento?.
Todo es posible.
Oculto tras mis palabras, aquellas que dejo escapar desde lo más profundo de mi mente se puede hallar
No estaría mal ahogarse en un mar hecho de mis propios pensamientos, o navegarlo con un velero en un solo sentido, pero todo esto es demasiado profundo.
No puedo evitarlo.
Sobrevivo entre alegría y alegría, entre tristeza y tristeza. Como todos.
Pensamientos y sentimientos que se funden entre lágrima y sonrisa.

El resumen: Caóticamente hablando.